Perspectivas Sistémicas
LA NUEVA COMUNICACION

Integración de la hipnoterapia cognitiva al tratamiento de pareja
Entrevista a Jacinto Inbar

Por Jana Kedar (*)

Publicado en el número 93

Fragmento

Entrevista realizada al Dr. Jacinto Inbar (*) de la Universidad de Derby (Inglaterra), Filial Israel por la terapeuta familiar, Jana Kedar, de la Asociación Israelí de Terapia Familiar y de Pareja. 

Jana Kedar (JK): Dr., ¿de qué manera se expresa la integración de la Hipnoterapia Cognitiva en el tratamiento de pareja? 

Jacinto Inbar (JI):  Para ejemplificar el proceso hipnótico podríamos imaginarnos viajando en una ruta, supongamos que hacemos un viaje de Jerusalén a Tel Aviv, y de repente nos encontramos en la otra ciudad, sin haber estado concientes ni del tiempo ni del paisaje (¡¡que lamentablemente nos perdimos!!).

¿Qué sucedió? Estuve concentrado más en mis pensamientos e imágenes internas que en el viaje mismo. En la pareja, la "danza hipnótica" no está enfocada en lo que ocurre en el otro sino en un proceso de auto-hipnosis, un estado de conciencia distinto, que es influenciado por los procesos cognitivos internos. 

El terapeuta colabora con el paciente/ cliente, la pareja, a producir un nivel distinto de conciencia, a comprender el "baile hipnótico", elevar hipótesis alternativas, y finalmente, a concentrarse en la resolución de problemas. 

JK: ¿Cómo ocurre, y cómo se desarrolla, este proceso?

JI: Comenzamos con varias suposiciones básicas. Primero, desde una perspectiva del constructivismo, es decir, que nosotros creamos nuestra propia realidad. Esta creación también es un proceso hipnótico. En este caso, el énfasis en el tratamiento está puesto en las interacciones que ocurren entre la pareja.

Luego, el terapeuta interviene, identificando las actitudes, las percepciones y las imágenes mentales de la pareja.

La hipnoterapia cognitiva se ocupa de las imágenes con respecto a ser pareja, en la sexualidad de la misma, cómo la pareja crea su mundo – no lo que ocurre, sino cómo los integrantes de la pareja perciben y evalúan lo que ocurre y cómo se conducen de acuerdo a esa percepción cognitiva.

JK: Comentabas sobre las percepciones relacionadas a su sexualidad?

JI: La interacción sexual es un baile hipnótico. El deseo sexual, o su disminución es también un proceso hipnótico relacionado con las imágenes anteriores y nuestras expectativas.

Existen procesos hipnóticos negativos – en las relaciones desarrolladas durante mucho tiempo se puede esperar una disminución del deseo sexual; es un proceso de auto-hipnosis negativo. De eso surge el rol del terapeuta – ayudar a la pareja a encontrar cuáles son los procesos hipnóticos negativos, desafiarlos, refutarlos y modificarlos.

JK: Por ejemplo, ¿cuáles imágenes?

JI: Cuando el hombre regresa a su casa, y se ha creado expectativas con respecto a lo que encontrará en su hogar cuando entre en él (por ejemplo "Nuevamente volveré a encontrarme con la cara deprimida de mi esposa"), sus propias expectativas negativas son un estímulo interno del proceso hipnótico, el cual reduce el rango de atención enfocándose en los pensamientos e imágenes internas mucho más que en lo que acontece en "la realidad"; entonces, no obstante que su pareja exprese interés, cuidado, apoyo, calor – él es influenciado por sus procesos internos desconociendo estímulos externos contrarios, información, nuevos datos que contradicen o cuestionan su percepción y evaluación cognitiva.

Este proceso hipnótico es una cierta auto-hipnosis que cada miembro de la pareja crea en sí mismo

El rol del terapeuta – es identificar en cada uno de ellos cuál es el proceso hipnótico negativo, y a partir de ahí buscar evidencias contrarias que lo refuten y desarrollar imágenes alternativas de acuerdo al problema definido y a los objetivos terapéuticos.

Todos los procesos auto- hipnóticos negativos ("Nada puede tener éxito, ningún terapeuta podrá ayudarme") o interaccionales (cuando el otro diga o realice algo será un disparador para el comienzo del baile hipnótico – crean un baile hipnótico negativo; es un "baile inoperante" porque es inefectivo. No facilita el objetivo de continuar creciendo, desarrollándose, ser creativos, promover la calidad de la interacción y la sexualidad.

JK: ¿De qué manera se integra el acercamiento cognitivo en su tarea terapéutica?

JI: En la hipnoterapia cognitiva utilizamos ejercicios para poder descubrir e identificar percepciones, evaluaciones, atribuciones alternativas o significados alternativos a la reacción del otro. El terapeuta los anota y los presenta como material para la próxima sesión hipnoterapéutica cognitiva.

El baile hipnótico que cada uno baila surge de sus percepciones hipnóticas frente a la reacción del otro. Por ejemplo: la depresión puede ser percibida como una solución hipnótica no efectiva al problema de pareja. Un individuo que se separa de su pareja y adopta una estrategia hipnótica como la depresión, tendrá dificultades en encontrar una solución alternativa efectiva.

La solución es aprender de esta experiencia y encontrar una pareja futura como alternativa (si así lo desea, pero siempre, como una alternativa mejor y más efectiva que la depresión).

El terapeuta que adopta el acercamiento cognitivo se conecta con la realidad emocional subjetiva de cada miembro de la pareja, con la intención de crear rapport o como expresión de empatía por parte del terapeuta y también para conseguir un esquema alternativo futuro.

El rol del terapeuta es – nuevamente – identificar el fenómeno hipnótico y su significado simbólico que ocurre en cada uno de los miembros de la pareja y entre ellos.

Ejemplo: Una pareja llega a terapia debido a que su hijo carece de motivación en sus estudios. Se identifican diferencias y brechas significativas relacionadas a las estrategias de paternaje convenientes a utilizar. La pareja está ocupada todo el tiempo en la solución enfocada en el problema básico (falta de motivación del hijo) cuando desde el significado simbólico el problema es la vergüenza y la culpa que surgen del fracaso en los estudios de su hijo. Vergüenza – debido a que constantemente llaman del colegio protestando por las actitudes y conductas del hijo. Culpa – debido a que todo esto ocurre por la falta de una autoridad parental efectiva. En el proceso hipnótico los ayudamos a identificar el significado hipnótico. A nivel superficial – cómo lograr que el hijo estudie más; a nivel más profundo – identificar el baile interno – vergüenza-culpa, y también el baile interactivo hipnótico que tal vez proviene de uno de los miembros de la pareja. Por ejemplo, cada vez que ella habla de la vergüenza, él está ocupado con el nivel técnico (cuántas horas sentarse al lado del hijo, cómo reforzar o castigar sus conductas) pero no comprende el mundo interno de su pareja que codifica esta experiencia como vergüenza o culpa.

La integración de los acercamientos - cognitivo e hipnoterapia – está dirigida a evitar " recaídas" y "regresiones" en conductas semejantes en el futuro. Más aún, existe también un énfasis en la transferencia y generalización en áreas semejantes. "Seguro que de la misma manera que tuvieron éxito en superar este problema podrán utilizar los recursos empleados en dificultades o problemas que puedan surgir en un futuro" . Fortalecemos la auto-eficacia y de pareja para prevenir, identificar problemas futuros y solucionarlos.

JK: En el proceso terapéutico, de acuerdo a este acercamiento, ¿existen etapas definidas?

JI: Si, existen, y sus etapas son:

(*) El Dr. Jacinto Inbar es Psicólogo Clínico, supervisor y Terapeuta Familiar y de Pareja, licenciado en Hipnoterapia. E-mail: jacintoi@int.gov.il

(Lea el texto completo en Perspectivas Sistémicas Nº 93 en kioscos y librerías)

Volver al sumario de los números del 2006